El Hombre que Venció a los Mares

feb24-019¿Alguna vez has escuchado hablar de Moisés?. Si, el hombre que abrió los mares.

La mayoría de nosotros ha escuchado la versión tradicional de la historia. Pero, hay otra versión la cual te explicará porque todo lo puedes, porque tienes el poder de ser y alcanzar lo que tu te propones.

Hace varios años atrás  el pueblo judío había huido a Egipto para refugiarse del hambre de esas épocas.

El pueblo egipcio trataba mal al  al pueblo israelita. Así que un hombre, Moisés, decidió que era hora de salir de Egipto. Con Dios, el todo poderoso, a su lado,  Moisés recibía mensajes dictando que era lo que tenia que hacer paras sacar al pueblo judío de Egipto.

Después de disputas, y plagas, Moisés se cansa de dialogar con el rey Putifar. Moisés toma al pueblo judío y lo dirige al desierto. El rey egipcio, Putifar, persigue a los israelitas.

Cuando los caballos egipcios están a menso de un kilómetro de distancia, los judíos entran en pánico. Si los egipcios los alcanzabas los matarían a todos.

Para empeorar las cosas, los israelitas no podían avanzar más, ya que se interponía frente a ellos un mar profundo e impenetrable.

Cuando faltaban pocos segundos para el desastre, todo el mundo mira a Moisés y este implora al creador por un milagro.

EL creador responde a Moisés:

 

¿Por qué me llamas a mi?

Resulta sorprendente esta respuesta, ¿por qué me llamas a mi?, ¿a caso no ves que estamos en peligro?.

En realidad el creador responde así porque sabe que su pueblo no lo necesita,  sabe que Moisés junto a todos los israelitas pueden  crear un milagro suficientemente podoroso para escapar con vida.

En otros palabras, Dios sabe que su pueblo es el mismo Dios, que puede hacerse responsable de sí mismo.

Hacerse responsable de los resultados y situaciones.

Fue en ese momento en que un israelita comienza a caminar mar adentro, los demás israelitas le siguen.

El israelita que dio el primer paso, le llegaba el agua a sus rodillas, luego al cuello y después a las orejas.

Cuando el agua estaba a punto de cubrir su nariz el mar se abrió, permitiendo a los israelitas escapar de Egipto.

¿Por qué esta historia?

Bien , esta historia me permitió comprender algo de vital importancia. Me permitió entender que yo ,y solo yo, soy el responsable de todo, desde el resultado económico hasta mis relaciones personales.

Si algo va mal, yo soy el que esta haciendo algo mal, nadie más.

También, me permite entender que yo soy Dios. Como pasó con los israelitas que imploraron a dios que les salvara, y Dios les responde que no le necesitaban, que ellos podían crear el milagro que les salvaría la vida.

 

Recuerda, tu eres Dios y como eres Dios eres el responsable de toda tu vida. Como eres el responsable puedes mejorar o empeorar las cosas.

Recuerda, ahora ya no tienes excusa para no hablar en público, tu eres el responsable de tus miedos y limitaciones, eso te da el poder de escapar de ellos o enfrentarlos.

Gracias

Daniel Zambrano

Anuncios

Participa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s